Estemirova: nueva víctima de la censura a la prensa


Por Natalia A. Bonilla Berríos

Otra periodista silenciada. Su cuerpo baleado fue encontrado en la provincia de Ingusetia el miércoles pasado sumándose a la lista de reporteros rusos asesinados por denunciar al gobierno.

Natalia Estemirova fue defensora de los derechos humanos y parte de su trabajo en la organización Memorial en Chechenia consistía en documentar los atropellos civiles de la administración del presidente Ramzán Kadirov desde que comenzó la segunda guerra chechena en el 1999.

Para cuando el homólogo ruso Dmitry Medvédev recibió la noticia no tardó en ordenar una investigación del asesinato expresando que su muerte “no debe quedar impune”. Ciertamente, la acción del mandatario causó revuelo ante el asomo de una nueva política de la potencia ante los abusos humanos.

Mas la comunidad internacional conoce los precedentes de la administración a cargo del Caúcaso. El Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, urgió a las autoridades rusas realizar la pesquisa de un modo “imparcial”, a lo que por su parte Navi Pillay,  Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, añadió debe seguir una línea “amplia, trasparente e independiente”.

Y no es para menos, según la clasificación 2008 de Reporteros Sin Fronteras el país ruso figura en el puesto 141 en el índice de libertad de prensa.

“El asesinato de Natalia Estemirova es consecuencia de la impunidad que persiste con el beneplácito de las autoridades rusas y chechenas”, declaró Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional.

La muerte de Politkovskaya, el 7 de octubre de 2006, tampoco se ha resuelto. Los acusados del crimen fueron absueltos el 20 de febrero de 2009 por falta de pruebas.

 Politkovskaya y Estemirova tenían tres factores en común: eran periodistas, denunciaban crímenes de la administración de Kadirov y consecuentemente, vinculaban los delitos con el primer ministro ruso Vladimir Putin.

En el 2007, la activista de 50 años recibió el Premio Anna Politvoskaya por la organización sin fines de lucro Reach All Woman in War. Mientras finalizaba su discurso hizo un llamado a Europa para que no ignorara al pueblo checheno y les instó a restituir la dignidad humana porque al hacerlo, “conseguirían preservar la suya”.  

 

Según  Khan, “las personas que defienden los derechos humanos necesitan protección”. Pero en cuyo caso estas acusaciones estén correctamente dirigidas, ¿podrá realmente el Estado socorrer a sus ciudadanos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s