La visión geopolítica de Chávez


Por Natalia A. Bonilla Berríos/Sin Fronteras

Venezuela zarpa a todo vapor. El manejo de la política exterior bajo el comando del presidente Hugo Chávez en las últimas semanas, ha generado un sin número de controversias y más que nada, confusión sobre su verdadera intención.

Sus conexiones con Irán y Rusia, plantea, son meramente estratégicas y que su misión no es crear una carrera armamentista en la región. No obstante, su país es el único en Latinoamérica, aparte de Brasil, que ha gastado cerca de $4 billones de dólares en armamento, tanques y próximamente, submarinos.

Jaime Bermúdez, canciller de Colombia, lo calificó como un “proyecto de expansión”.  Otros, consideran que su anhelo por un poderío militar tuvo su génesis en el aumento de 800 tropas norteamericanas y por consiguiente de bases militares en el territorio colombiano.

Sin embargo, unos se atreven a ir más allá de toda pretensión y buscan desenmascarar al conductor radial de Aló presidente.

Entra The Washington Post.  El periódico hizo público en su editorial del 10 de septiembre que Chávez sueña con ser “comandante de una alianza global militar anti-americana”; y constataron con una entrevista a un abogado, que quiere comenzar un programa nuclear.

¿Acaso será Venezuela una próxima potencia mundial? En su gira presidencial por Europa y la región del Cáucaso, Chávez pactó acuerdos con el líder ruso Dmitry A. Medvedev para crear la infraestructura adecuada con el fin de maximizar la explotación del crudo en el Cinturón del Orinoco y enviar a su vez  400,000 barriles de petróleo diarios a Rusia. Esto contrastaría los 20,000 barriles de gasolina  que el gobierno latinoamericano suplirá a Irán durante el próximo año.

Negocio, puro negocio. Ahora la tierra de Simón Bolívar tiene un capitán de nave que ya ordenó los estudios de zona para construir un complejo nuclear con la asistencia iraní. De ser comprobado, Venezuela podría ser una amenaza real a Estados Unidos en un continente donde éste último, excede en material atómico.

“El imperio yanqui caerá, se desplomará y desaparecerá de la faz de la tierra y eso va a ocurrir este siglo y no hablo de finales del siglo, eso va a ocurrir en estas primeras décadas del siglo XXI. Si no fuera así, si el imperio yanqui no cayera ni se acabara, lo que se va a acabar es la especie humana, escojamos”, dijo Chávez frente a una multitud de 1,000 estudiantes de la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos.

Estas declaraciones demuestran que el aclamado político, honrado ahora en pantalla grande bajo la dirección de Oliver Stone, busca ser parte de este evento. Muy a pesar, de haber elogiado a su homólogo del cambio Barack Obama por su visión a los países americanos.

Chávez quiere una realidad “poli céntrica”, pero una que gire alrededor de él como protagonista. Así como un líder de la revolución, salvador del dominio e influencia mundial de Norteamérica, Chávez continúa su pesquisa de atención a Venezuela.

Atención buena y también, peligrosa. El nuevo diplomático mejoró sus destrezas y con su modificada retórica, convencerá a muchos de que tanto su país como “Rusia, Irán y Arabia Saudí…depende ahora el futuro del mundo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s