De camino hacia Haití: dinero, medicinas y víveres


Por Natalia A. Bonilla Berríos y Angélica M. Andújar De Jesús

Los esfuerzos del gobierno y entidades no gubernamentales puertorriqueños están dirigidos a ayudar al pueblo haitiano con artículos de primera necesidad, comida, ropa y fondos monetarios.

El Senado de Puerto Rico asignó ayer centros de acopio en las oficinas de distrito que estarán funcionando hasta el viernes 22 de enero en un movimiento solidario con las víctimas del terremoto 7.0 que arremetió la capital Puerto Príncipe, el pasado 12 de enero.

“El Senado de Puerto Rico ha realizado gestiones inmediatas para unirnos a los esfuerzos que otros países vecinos y del resto del mundo realizan para socorrer al pueblo haitiano y ayudarlos a recuperarse a la brevedad posible, y evitar que se propaguen las enfermedades y se incremente el hambre y la desesperación”, dijo Margarita Nolasco Santiago, vicepresidenta y portavoz de este cuerpo legislativo.

Por otra parte, un equipo del Ejército de Salvación de Puerto Rico no podrá atender las necesidades del país vecino hasta que la división de Haití del mismo, realice una evaluación de daños y necesidades para luego informar a los escuadrones provenientes de nuestra Isla y los Estados Unidos.

“El personal no se ha podido movilizar”, explicó a LATITUDES Jorge Marzan, secretario de mayor rango de la división boricua.  No obstante, nos indicó que el Ejército emprendió una campaña de recaudación monetaria para complementar las iniciativas de otros grupos no gubernamentales de recoger alimentos y ropa. Este dinero les permitirá mayor flexibilidad para la compra de medicinas y víveres, según lo que más haga falta. El Ejército en Haití atiende los servicios de emergencia, hogar y niños.

Derechos Humanos

Por otra parte, la sección de Puerto Rico de Amnistía Internacional, en conjunto con la Alianza Comité Pro-Niñez Dominico Haitiano, el Proyecto Caribeño Justicia y el Grito de los Excluidos, está recolectando artículos de primera necesidad para enviarlos a un grupo de jesuitas radicado en Haití.

“El mundo tiene los ojos sobre Haití, estaremos realizando otro proyecto  para hacer crecer los derechos humanos allá”, dijo a LATITUDES Pedro Santiago Torres, director ejecutivo de la Sección.

Anteriormente, el cuerpo oficial de Amnistía Internacional en Londres ha trabajado en el país más pobre del hemisferio precisamente, en aras de educar y disminuir el porciento de víctimas de violencia infantil y doméstica.

Según el informe 2009 de Amnistía, en Haití y Nicaragua “más del 50 por ciento de las víctimas de abusos sexuales” tiene 18 años o menos.  La revista médica The Lancet publicó el 23 de agosto de 2008 un estudio que respalda el informe al señalar que  19,000 de cada 100,000 niñas fueron violadas en Puerto Príncipe y su periferia durante febrero 2004 y diciembre 2005. La organización en pro de los derechos humanos considera que en Haití, las violaciones a menores son vistas como arma política para presionar a la población.

A pesar de que no faltan iniciativas a favor de los haitianos, éstas llegarán más tarde de lo que el pueblo afectado necesita. El caos y el miedo se apoderan de Puerto Príncipe a 48 horas de que no se haya restaurado todavía los servicios de agua y electricidad.

La Revista LATITUDES trabajará una cobertura especial durante los próximos días para brindar la más completa información sobre las pérdidas y daños de esta nación al igual que los esfuerzos internacionales de ayuda humanitaria. Pendientes a nuestras actualizaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s