Chávez aspira a los 20


 

Foto por: Valter Campanato – Agencia Brasil.

Fue simple hacerlo tras anunciarse los resultados de los comicios el pasado domingo. El objetivo no se logró en esta ocasión.  Chávez apuesta finalmente por seis años más para sumar a 20 su legado en el poder. Eso sí, si su salud se lo permite.

Por Natalia A. Bonilla Berríos

A nivel personal,  el cáncer diagnosticado en el 2011 fue un obstáculo para continuar con sus planes políticos y tuvo que delegar funciones y administrar el país desde Cuba, mientras recibía tratamiento.  A la misma vez que su lucha se intensificaba,  documentar su experiencia también sirvió de aliciente a su campaña electoral.  Sin duda alguna, su enfermedad creó una mayor empatía en la población que ya lo apoyaba; en la nueva  cepa generacional que ha nacido y crecido con su figura y su pensar;  e inclusive en aquella que empezaba a dudar sobre su permanencia.

Si bien Chávez contaba con el respaldo de una gran maquinaria local, tanto financiera como mediática, su plataforma política no proponía cambios significativos en lo que será su futura estrategia gubernamental. Su cuarto término podría caracterizarse por la continuación de su ‘chavismo’, su idea del socialismo en el siglo 21,  y por seguir mejorando los deteriorados servicios públicos, la insuficiencia energética y por continuar la nacionalización de recursos.

Precisamente, Capriles enfatizó en estos problemas para demostrar por qué era necesario otro líder en Venezuela. Además, prometió reformar el déficit de viviendas, generar más empleos y garantizar servicios de salud de emergencia y seguridad a todos por igual sin importar la clase social.

Aunque es todavía un político muy joven, Capriles, quien fuera ex gobernador del estado de Miranda, pudo consolidar en poco tiempo el apoyo de poco menos de la mitad de la población. Por tal razón, era un digno adversario de Chávez y de haber contado con más tiempo y exposición en los medios de comunicación nacionales,  la elección presidencial hubiera sido cerrada y quizás otra historia se escribiría.

Jamás lo sabremos. Lo que sí no se puede negar es que en las urnas el pasado domingo, el pueblo venezolano demostró estar contento con lo que tiene. Aunque para muchos, Chávez tenga pintas de dictador al modificar la Constitución a su favor, manipular y censurar las empresas mediáticas y al ejercer hegemonía sobre el ‘petro-Estado’,  no se puede negar que su elección fue contundente.

Ignorar que su victoria fue respaldada por una amplia participación ciudadana, aún se desconfíe de su nivel de educación e inclusive de su sentido común,  pese a quien le pese su voto contó como una decisión democrática.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s