Indignación por Nigeria


Boko Haram secuestró un grupo de 276 adolescentes en Nigeria socavando la seguridad nacional, los cimientos de la educación por género y la paz, por así decirlo, del país más próspero del continente africano.

Por Natalia A. Bonilla Berríos | @nataliabonilla

Su crimen sobrepasa el significado de protesta contra el sistema político occidental.  Este grupo terrorista basado en una ideología islámica fundamentalista promueve indudablemente la esclavitud sexual.

La trata humana es el nombre correcto que se debe utilizar para identificar este caso que implica el abuso sexual de estudiantes de escuelas, las menores con apenas 12 años de edad. Según han informado varios rotativos, algunas hasta han sido vendidas como novias en las fronteras por un mínimo de $12 dólares.

Boko Haram ha logrado su cometido de sembrar angustia en los seres queridos de las víctimas, desconcierto e inclusive ira en la población. Sí, hasta la propia comunidad internacional se ha indignado alzando voz a la campaña de concientización #bringbackourgirls, cuya connotación de heroísmo civil es comparable con la campaña #Kony2012.

Sin embargo, ¿cómo ayudan las pancartas al rescate de las niñas? ¿Con el envío de más dinero y misiones militares de países aledaños u occidentales para buscar a los perpetradores? No podemos olvidar que el historial de crímenes de Boko Haram encaja perfectamente con la lucha emprendida por la Guerra contra el Terror. Tampoco debemos perder de perspectiva que Nigeria es uno de los países más importantes para Occidente en estos momentos aunque el secuestro no es tan prominente como otros conflictos graves en la región como en el Sur de Sudán o la República Centroafricana.

No, sería imperdonable darle la espalda a esta noticia porque en el inconsciente de la mentalidad estadounidense está la defensa de la libertad y la agenda por la democracia que toma en cuenta la participación de género y la educación de todos por igual.  Eso quiere evitar Boko Haram. La americanización de la nación pero sus métodos barbáricos y sus doctrinas de jihad distorsionan y faltan el respeto a las enseñanzas del Corán no les permite alcanzar sus objetivos.

Su discurso y sus acciones no pueden ser avalados por ningún tercero objetivo.

Aunque, el delito cometido por esta organización fundada en el 2002 y que ha matado anteriormente a cientos de cristianos y musulmanes por igual, ha revelado la incompetencia y alto grado de corrupción del propio gobierno nigeriano. Esa es la verdadera noticia que ha pasado desapercibida.

Cuando se supo de este secuestro, la administración del presidente Goodluck Jonathan le restó importancia asegurando que las autoridades tenían todo bajo control. Dos semanas después, las niñas seguían desaparecidas y fue entonces cuando, ante las protestas de comunidades, Jonathan se reunió con su gabinete de oficiales para atender la situación.

Hoy, el grupo publicó un video pidiendo la negociación de varias niñas a cambio de la liberación de prisioneros, lo que demuestra un progreso en la presión local e internacional. Sin embargo, si llegase el gobierno de Jonathan a acceder a este intercambio, marcaría un precedente para Boko Haram y otros grupos rebeldes de que sus demandas pueden ser negociadas y no castigadas.

Claramente, la indignación de las madres que han marchado llorando por el regreso de sus hijas es una reacción desesperada para demandar mayor eficacia de las autoridades en Nigeria. Bien podrían ser niñas del vecino hoy como las tuyas mañana, dicta la lógica.

Con #bringbackourgirls se pide el rescate físico de un colectivo que representa el futuro de las féminas en Nigeria. El futuro de la educación global, también.

Este ciclo de abusos hay que pararlo ya.  El clamor debe trascender barreras transnacionales y papeles escritos con el slogan. Aquí se juegan demasiadas cartas.

Sentir indignación por Nigeria no es suficiente.

 

Twitter: @nataliabonilla

La autora es periodista y posee una maestría en Relaciones Internacionales de la Universidad de York, Inglaterra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s