El mejor paraguas de Hong Kong


Las masivas protestas en Hong Kong –que iniciaron el domingo y continúan hoy a pesar de la represión policial- evidencian que el Gobierno de China interpreta la Constitución del territorio autónomo según sus intereses.

Los cientos de miles de manifestantes utilizan paraguas para protegerse de la lluvia, el sol y los gases lacrimógenos. Sin embargo, este objeto les impide defender una democracia que no es reconocida por el Partido Comunista que rige Pekín.

En teoría, Hong Kong es una región administrativa autónoma de China desde el 1997 cuando dejó de ser oficialmente colonia británica. Tiene sus propias leyes y es sede de uno de los centros financieros más importantes del mundo. A raíz de las protestas las acciones han bajado significativamente.

En la práctica, Hong Kong es parte integral de China por lo que el Gobierno Central de Xi Jinping ejerce derechos sobre las elecciones del 2017 para escoger el primer líder de la ciudad.

Los manifestantes se amparan en el sufragio universal acordado hace casi dos décadas para exigir la nominación abierta a candidatos. Descartan los aspirantes seleccionados por Pekín.

Así no se puede fomentar una democracia pero, el Gobierno Central de China no aspira a alcanzarla. Aspira a ejercer eficientemente total control sobre el territorio, los recursos y la población.  Sus acciones han trivializado las manifestaciones en Hong Kong, Xinjiang, Tíbet, Taiwán y muchas otras provincias y territorios.

El Gobierno Central de China ha calificado de ilegales las protestas en Hong Kong. Ha definido de rebeldes a los que ocasionan “disturbios”. Ha restado importancia a estas protestas mientras la comunidad internacional espera que ocurra un ataque violento y sangriento protagonizado por el Estado contra los protestantes parecido al registrado en la plaza de Tiananmen en 1989.

¿Se puede considerar esta movilización una Revolución? Todavía es muy temprano para saberlo. La protesta no líderes definidos y no se persigue desestabilizar el sistema político en aras de reformarlo.

¿Respetará China el sufragio universal que demanda Hong Kong? Aún si declarara que no interferirá oficialmente en las elecciones, ¿qué organismo imparcial podrá asegurarle al pueblo que los candidatos no han sido pre-escogidos, adiestrados o han sido influenciados por Pekín?

En este caso, quizás el “mercado” sea el mejor paraguas.

 

Twitter @nataliabonilla

 

Un comentario sobre “El mejor paraguas de Hong Kong

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s