Cuando la población mundial es demasiada


Buenos Aires al atardecer, foto por Natalia Bonilla

Al articular una frase como ésa, uno no repara en creer si es posible o no esa realidad. Hace poco más de dos años alcanzamos el récord de 7.000 millones de habitantes en el Planeta y celebramos este hito histórico entre alegría y asombro de haber llegado tan lejos. Sin embargo, ¿pudimos cuestionarnos cómo esa cifra marcaría nuestra seguridad alimenticia y laboral, nuestra vivienda y espacio? Probablemente, no, no sacamos el tiempo.

Hoy leí un reportaje muy curioso del New York Times que conmemoraba los 47 años de la publicación del libro “The Population Bomb” de Paul Ehrlich. El autor planteaba que había que controlar la reproducción de los seres humanos porque llegaríamos al punto en que acabaríamos con nuestros medios de subsistencia.  La tesis de biopoder del científico, con el paso del tiempo, dejó de ser si la población mundial era demasiada sino más bien, cómo adecuarla a los ecosistemas y enseñarla a no consumir más de lo que se produce.

Este es un tema controvertible que puede fomentar la discusión en cuanto a los roles de género, la natalidad y mortalidad; y los beneficios y desventajas que genera la sobre población en los países así como también, y no menos importante, las consecuencias del capitalismo, el imperialismo, la pugna por recursos naturales y la supervivencia de sociedades sobre otras.

La sequía, los conflictos armados, la crisis de refugiados, la explotación laboral e infantil, los desastres naturales, las epidemias, las políticas de reproducción, las guerras….no hay que ir muy lejos para darnos cuenta que la Naturaleza y los seres humanos, algunos en posiciones más altas de poder que otros, se han encargado de modificar constantemente la demografía.

Quizás la mayor preocupación podría girar en torno a una aguda escasez de alimentos (sin ignorar que en ciertas partes del mundo esto ya es una realidad) y entonces, la lucha de clases, de razas y religiones podría dividir aún más al Mundo y la población, que antes era un estorbo por ser demasiada, podría verse reducida, mermada, para aquietar la demanda.

Aún cuando calculemos mal el tiempo y no supiéramos cuándo pero estuviéramos convencidos de que esos cambios llegarían a suceder, en lo que eso sucede -si es que sucede-, ¿cómo seremos capaces de vivir hoy? ¿Cuán conscientes somos de nuestro entorno, de nosotros y los demás, de los alimentos en nuestra mesa? ¿Cuán seguros estamos del mañana, del Otro y de la Naturaleza?

A continuación les dejo un enlace a un video relacionado con la tesis del libro publicado en 1968 y con entrevista a su autor este año:

http://graphics8.nytimes.com/bcvideo/1.0/iframe/embed.html?videoId=100000003712862&playerType=embed

2 comentarios sobre “Cuando la población mundial es demasiada

  1. Desde la época de Malthuis, al menos, se ha advertido el próximo desastre poblacional por el imparable aumento de la población.
    http://en.wikipedia.org/wiki/Thomas_Robert_Malthus
    Sin embargo la ciencia y la tecnología nos han permitido seguir aumentando la producción de alimentos, el transporte, la salud.
    Y quizás eso no sea bueno.
    Hay lugares como la Ciudad de México donde la única planeación sensata involucra evacuar la ciudad,
    Este par de artículos de Honk Kong, hablando sobre la sobrepoblación te van a “gustar”:
    http://www.wired.com/2013/08/unbelievable-photographs-of-hong-kongs-crazy-high-rises/
    http://www.telegraph.co.uk/finance/property/pictures/9888398/Overhead-photos-of-cramped-apartments-in-Hong-Kong.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s